Wednesday, 16 January 2019
Ley de Amparo y Derechos Humanos PDF Print E-mail
En materia Penal

 

Por: Manuel Vázquez Canela / Colaboración especial

Ésta es una reforma de gran avanzada para el juicio de amparo. Ojalá los órganos jurisdiccionales federales tengan esa sensibilidad que la propia ley dispone, ya que es nuestro máximo exponente de garantías. Hay que recordar el aspecto de racionalidad, por algo es la institución de concepción liberal y el instrumento protector del bien más preciado: la libertad al tenor de la ideología humanista: Immanuel Kant y Giovanni Pico della Mirandola.

También Sócrates, quien tuvo que sucumbir ante una ley injusta, además del precepto 1 de la Constitución Alemana Weimar, actualmente en inordinación con nuestro prístino Constitucional, donde se da cabida a los Derechos Humanos, al principio de pro homine y a los Tratados como documentos de carácter internacional.

En la propia Corte Internacional Penal -integrante del bloque de constitucionalidad externo- es indiscutible aplicar el protocolo de víctimas en tanto se trate de niños, niñas y adolescentes; entonces, hoy nuestro juicio de Amparo en dicha disciplina, se tendrá que analizar ante la luminiscencia de lo argumentado aquí y ante toda la analogía in bonam partem, al crisol de los preceptos 16, 19, 20, 21, 22 y 23 constitucionales.

Enhorabuena por el nuevo episodio que se apertura en aspecto histórico con la reforma de referencia. Nuestra mayor confianza para los juzgadores. Dicho así, es necesario que se asimile y dejemos atrás el oscurantismo penal para recibir al liberalismo con Los delitos y las penas de Cesare Beccaria, pero aún con ello nullum crimen sine lege, nulla poena sine lege, como principio toral pues Dura es la ley pero es la ley, teorema que se propuso como fórmula jurídica para dejar en claro que La ley es la manifestación del Estado, haciéndole gran referencia al Código Napoleónico.

Al momento de su operatividad -cuando cobre vigencia dicha ley- debemos consultarla y preguntar por ejemplo: ¿cuándo se le genera un agravio personal y directo al gobernado?, pues existen criterios al momento de resolver la situación jurídica, que no embonan correctamente.

Considero que con la última y definitiva resolución, pero sin soslayar nuestra premisa principal del imperante Estado de Derecho, estemos dando paso al Estado de Justicia, donde para ello la formula será Dura lex sed lex.

Por ello en cuanto al comentario del señor ministro presidente Juan N. Silva Meza, explicado por José Ramón Cossío Díaz, con motivo del aniversario de la creación del Tribunal de Justicia de Ario de Rosales, Michoacán, el pasado 7 de marzo de 2013, sabemos que Veracruz se encuentra a la vanguardia con el doctorado en Ciencias Forenses.

 

Anuncia tu marca

 

 

Estadísticas

  • OS : Linux s
  • PHP : 5.6.30
  • MySQL : 5.1.63-cll
  • Time : 20:40
  • Caching : Disabled
  • GZIP : Disabled
  • Members : 6
  • Content : 1298
  • Web Links : 6
  • Content View Hits : 926444